Los servicios veterinarios mexicanos acumulan una larga experiencia en la vigilancia y control de las enfermedades que afectan a los animales. Recientemente, con la incorporación de servicios de medicina preventiva, reglamentación y diagnóstico, el país ha conseguido atender exitosamente los compromisos adquiridos al ingresar a la Organización Mundial del Comercio, así como  los nuevos retos de la globalización. Actualmente, México se destaca en aspectos tales como la certificación del estatus sanitario del país, la realización de estudios de análisis de riesgo, la administración de las áreas libres de plagas y enfermedades y la incorporación de las acciones de trazabilidad, rastreabilidad y bienestar animal en el ámbito sanitario nacional.

El Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA), organiza, coordina y genera la normatividad de los servicios de salud de la ganadería, acuacultura y pesca nacionales. Esto ha permitido mejorar la producción acuícola y pecuaria, además de su comercialización, con el consecuente desarrollo de la productividad nacional. Asimismo, el SENASICA se encarga de:

  • Promover, fomentar, organizar, vigilar, coordinar y evaluar las actividades de las campañas zoosanitarias, el análisis de riesgo, la regionalización, la trazabilidad, la rastreabilidad y el bienestar animal, con la participación de diversas dependencias y entidades de la administración pública federal, gobiernos estatales y municipales, así como de la iniciativa privada.
  • Normar, coordinar y supervisar la operación del Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica y del Dispositivo Nacional de Emergencia de Salud Animal (DINESA) y del Dispositivo Nacional de Emergencia de Sanidad Acuícola (DINESA), así como organizar el Consejo Técnico Consultivo Nacional de Sanidad Animal (CONASA).
  • Proponer anteproyectos de normas oficiales mexicanas y de emergencia en materia zoosanitaria, así como vigilar y certificar su cumplimiento y mantener actualizado y en operación el Comité Consultivo Nacional de Normalización de Protección Zoosanitaria (CONAPROZ).
  • Determinar las políticas y lineamientos en materia de diagnóstico, determinación de residuos tóxicos, constatación y referencia en salud animal y sanidad acuícola, a través del Centro Nacional de Servicios de Diagnóstico en Salud Animal (CENASA) y del Centro Nacional de Servicios de Constatación en Salud Animal (CENAPA), para su aplicación por parte de las entidades públicas y privadas, en el ámbito nacional.
  • Determinar, fomentar, coordinar y vigilar la operación de la infraestructura zoosanitaria.
  • Atender las denuncias ciudadanas que se presenten en materia de salud animal y sanidad acuícola.
  • Celebrar acuerdos interinstitucionales, así como bases de coordinación, convenios y acuerdos con dependencias y entidades de la administración pública federal, gobiernos estatales y municipales, así como con particulares y centros de educación media, superior e institutos de investigación, en materia de salud animal y sanidad acuícola.
  • Determinar y orientar la normatividad para que los comités de fomento y protección pecuaria, así como los de sanidad acuícola, impacten favorablemente en la salud animal.
  • Determinar y dictar normas y lineamientos para la importación y exportación de animales pecuarios, acuícolas y pesqueros, sus productos y subproductos, así como de productos biológicos, químicos, farmacéuticos y alimenticios para uso en animales o consumo por éstos y el registro y certificación de estos productos.
  • Dictar las restricciones a animales pecuarios, acuícolas y pesqueros, sus productos y subproductos, importados o de origen nacional, en caso de sospecha de riesgo zoosanitario para la ganadería, acuacultura y pesca nacional.

Para lo anterior es necesario que sea una institución de excelencia y calidad consolidada, con liderazgo nacional y reconocimiento internacional, mediante un sistema de vigilancia epidemiológica, ejecución de campañas zoosanitarias, registro, supervisión y control de servicios, que mantenga en condiciones óptimas la salud animal, en beneficio del sector y de la salud pública.

De esta forma, el SENASICA pretende fortalecer la productividad y comercialización de animales y productos y a la salud pública, a través de la prevención, vigilancia, control y erradicación de enfermedades y plagas de los animales.