• Lograr que los puertos funcionen estratégicamente bajo un concepto sistémico y alineado con las políticas y programas de desarrollo del Gobierno Federal.
  • Consolidar el ejercicio de la autoridad y regulación portuaria.
  • Promover la legalización de las ocupaciones y la prestación de los servicios de los puertos.
  • Verificar el cumplimiento de las obligaciones establecidas en las concesiones, permisos y autorizaciones.
  • Fortalecer la administración portuaria integral de los puertos más importantes del país.
  • Apoyar en la defensa de los intereses de la federación en el subsector marítimo portuario.
  • Impulsar el desarrollo de los puertos en condiciones de competitividad, calidad y eficiencia y alinearlos a las comunidades portuarias mediante la conformación de un Pacto Nacional de Competitividad Portuaria y con el establecimiento de las mejores prácticas en materia de operación portuaria.
  • Promover la autosuficiencia financiera de los puertos y coadyuvar a que las empresas que participen en el sector portuario tengan finanzas sanas, mediante la implantación de esquemas de tarifas por Productividad en el uso de infraestructura y prestación de servicios.
  • Mejorar el aprovechamiento del valor de los espacios portuarios para elevar la disposición de recursos destinados a nuevas inversiones que permitan fomentar el desarrollo de los negocios en los puertos mexicanos.
  • Impulsar las actividades pesqueras y turísticas en los puertos no concesionados, mediante la implementación de los programas de construcción, mantenimiento y conservación de infraestructura marítimo-portuaria y de dragado.
  • Coadyuvar al desarrollo sustentable de los litorales, mediante la aplicación y cumplimiento de las normas y especificaciones de calidad de la infraestructura y cuidado del medio ambiente en la realización de las obras marítimo portuarias y el dragado
  • Fomentar el desarrollo de la inversión privada en la construcción de infraestructura, mediante la aplicación de procesos de certificación, dictaminación y verificación de los proyectos a cargo de los concesionarios.
  • Ser un impulsor de desarrollo, ofreciendo certidumbre jurídica para que los Puertos y litorales mexicanos funcionen como un sistema, integrando a los medios de transporte que enlaza de forma sustentable y competitiva.