El Camino hacia el nuevo Código de Conducta
El presente Código de Conducta es el resultado de un importante esfuerzo conducido por la Unidad de Ética y Derechos Humanos en la Procuración Justicia adscrita a la Subprocuraduría de Derechos Humanos, Prevención del Delito y Servicios la Comunidad, que fue creada para promover una nueva cultura al interior de la Institución, como una expresión tangible de uno de los cuatro ejes con los que se ha buscado definir la presente gestión: el compromiso irrestricto con los Derechos Humanos, que junto con el Comité de Ética y Prevención de Conflicto de Interés, se observará el cumplimiento del mismo.

El nuevo Código de Conducta fue diseñado atendiendo a los principios del Nuevo Sistema de Justicia Penal así como a las últimas reformas constitucionales y normativas en materia de Derechos Humanos, Transparencia y Acceso a la Información,
Anticorrupción, Ética, Integridad y Prevención de Conflictos de Interés. Asimismo, fue concebido como un documento capaz de contribuir a la difusión y capacitación en los valores, principios y compromisos éticos que deben presidir el quehacer de la Procuraduría.

Por lo que hace a su estructura, el Código se encuentra integrado por 26 principios y valores (5 constitucionales, los 11 propios de la Función Pública y otros 15 que deseamos promover en la procuración de justicia) y 10 Compromisos Institucionales con 42 bases comentadas, que describen las conductas que deben definir a todas las personas que realizan un servicio público dentro de la PGR.

En razón de todo lo anterior, el nuevo Código de Conducta quiere convertirse en una invitación a todo el personal de la Institución a vivir de acuerdo con sus compromisos, principios y valores, sirviendo como una especie de conciencia ética y de los Derechos Humanos que oriente su trabajo cotidiano y lo acompañe siempre en la noble y también ardua labor de procurar justicia.

Los compromisos institucionales establecidos en el presente Código serán de obligatorio cumplimiento.