El embarazo adolescente y la violencia sexual son problemáticas que se deben atender desde múltiples perspectivas y con acciones interinstitucionales, intergubernamentales e interdisciplinarias muy bien coordinadas.

Por ello, el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) creó el Fondo para el Bienestar y el Avance de las Mujeres (FOBAM), que convoca a las Instancias de las Mujeres en las Entidades Federativas (IMEF), para que impulsen proyectos con perspectiva de género e interculturalidad, con análisis interseccional y enfoque de derechos humanos, que contribuyen a la erradicación del embarazo infantil y la disminución del embarazo en adolescentes, a través de prevención y atención en el marco de la ENAPEA.

El contexto sobre el embarazo adolescente en nuestro país, es preocupante, aunado a otros problemas que se enmarcan en el tema de la pobreza ponen en peligro el desarrollo económico.

El embarazo, además, de ser un problema social y económico, también implica una problemática de salud pública, al traer complicaciones en las niñas y adolescentes, con consecuencias durante el embarazo y el parto que pueden ocasionar la muerte, esto de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) que nos dice que las complicaciones durante el embarazo y el parto son la segunda causa de muerte entre adolescentes de 15 a 19 años en todo el mundo. Además, cada año, unos 3 millones de adolescentes de 15 a 19 años se someten a abortos peligrosos.

También, las niñas y adolescentes están expuestas a diversas formas de violencia, entre de ellas, la violencia sexual que trae como consecuencia el embarazo, estos casos representan múltiples retos para el Estado, ya que este tipo de hechos muy difícilmente se denuncian, situación que abona a la falta de datos en la materia.

De acuerdo con los datos que muestra la estadística de natalidad del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi)[1], en 2018 se registró un total de 2,162,535 embarazos en México, de los cuales el 17.5% (378,444) correspondieron a madres menores de 20 años. De acuerdo con estimaciones del Consejo Nacional de Población (CONAPO) 2018, hay 2.3 nacimientos en niñas de entre 10 y 14 años por cada 1,000 de este grupo de edad[2].

Estas cifras nos indican que el problema del embarazo en adolescentes, pone en riesgo la estabilidad social y económica de México, al mismo tiempo precariza la vida de las mujeres, ya que al ser madres dejan de estudiar y entran al campo laboral, por lo tanto, no se encuentran calificadas para desempeñar empleos y su proyecto de vida se ve minado, teniendo como resultado; mayor pobreza y marginación. 

Por estas razones, al igual que en el año 2020, los recursos del Fobam se destinarán a fortalecer a las IMEF para que desarrollen acciones de prevención y atención que coadyuven en el cumplimiento de los objetivos de la Enapea.

A través del Fobam, el Inmujeres atenderá lo que establezca el Proigualdad 2020-2024[3], específicamente en los objetivos prioritarios 3 y 5, que se refieren a mejorar las condiciones para que las mujeres, niñas y adolescentes accedan al bienestar y la salud sin discriminación desde una perspectiva de derechos y posicionar la participación igualitaria de las mujeres en la toma de decisiones en los ámbitos político, social, comunitario y privado.

Por lo anterior, considerando los grandes pendientes que se tienen en el país para el cumplimiento de la Enapea y reconociendo el importante papel que las IMEF deben tener en la  estrategia para garantizar el ejercicio de los derechos sexuales y derechos  reproductivos de las mujeres y niñas, así como la labor fundamental que tienen en los Grupos Estatales para la Prevención del Embarazo en Adolescentes (Gepea) para transversalizar la perspectiva de género en las políticas y acciones de primer contacto con la población, el Inmujeres emite las bases de participación 2021 del FOBAM.

Emisiones

Fondo para el Bienestar y el Avance de las Mujeres FOBAM 2021 

[1] Instituto Nacional de Estadística y Geografía. Estadísticas de Natalidad.

[2] Sistema de Indicadores para Monitoreo y Seguimiento de la ENAPEA 2018. Tasa de fecundidad de niñas de 10 a 14 años.

[3] El PROIGUALDAD se publicó el 22 de diciembre del 2020 en el Diario Oficial de la Federación: http://www.dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5608467&fecha=22/12/2020