En el año 2012, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), con el apoyo del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (hoy Secretaría de Cultura) llevaron a cabo la Encuesta Nacional de Consumo Cultural de México (ENCCUM). Esta encuesta tuvo el objetivo de obtener información sobre los gastos realizados por los integrantes de los hogares en distintos aspectos del ámbito cultural para proporcionar una visión cuantitativa de los aspectos económicos asociados a la cultura en México.

La ENCCUM fue aplicada a 14 mil 420 viviendas en localidades de 15 mil y más habitantes; y organizó su cuestionario en ocho módulos. Uno de los cuáles, fue el dedicado a la producción artesanal.

El número de personas de 12 y más años de edad, que respondieron haber elaborado una artesanía fue de 11’ 791, 856. Cabe destacar que este dato se obtiene de los microdatos publicados sin aplicar ningún filtro.

Para el FONART, los datos “encontrados” son reveladores, porque por primera vez en la historia de México se avanzó en la postergada investigación científica, sistematizada y total, del campo artesanal, información que permitirá la toma de decisiones con base en la distribución geográfica, la cifra exacta y las edades de los auténticos artesanos de éste país; al mismo tiempo da pie a una investigación de fondo que identifique el nivel educativo, y la transmisión de los conocimientos artesanales vía familiar, grupal, la cadena comercial que siguen los productos; la obtención, transformación y disponibilidad de las materias primas, entre otros.

Con la intención de definir criterios que permitan aproximarse más a la identificación de la producción de artesanías, y con el conocimiento que FONART tiene del sector por rama artesanal se determinó utilizar como criterio el número mínimo de horas que una persona dedica a la semana para producir una artesanía según la rama artesanal de que se trate.