Puerto Vallarta, Jalisco, 29 de junio de 2017

La AMSOFIPO promueve el desarrollo de mejores prácticas financieras del Sector de Ahorro y Crédito Popular y es un interlocutor robusto para el desarrollo de nuevas regulaciones; en la utilización y canalización de fondeo y apoyos gubernamentales: Virgilio Andrade.

Uno de los principales objetivos del Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (Bansefi) es el impulso del sector del ahorro y crédito popular, por ello, las Sociedades Financieras Populares (Sofipos) son aliadas fundamentales de la institución en la estrategia del Gobierno de la República para fortalecer la inclusión financiera, afirmó su Director General, Virgilio Andrade Martínez.

Al participar en la 3ra Convención Nacional de Sociedades Financieras Populares celebrado en Puerto Vallarta, Jalisco, el titular de Bansefi destacó que de acuerdo al Reporte Nacional de Inclusión Financiera 2017, publicado recientemente por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), este sector ofrece servicios a 3.5 millones de clientes.

Agregó que desde 2002 a la fecha, la estrategia y acompañamiento de Bansefi con las Sofipos ha evolucionado en función de los cambios normativos y la propia evolución de las instituciones financieras del sector.

“El pasado 16 de junio, con la presencia del Secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade Kuribreña, se anunció una etapa piloto del Programa de Asistencia Técnica a las Microfinanzas Rurales (PATMIR), focalizado a los 13 estados con mayor actividad migratoria de connacionales,  el cual pretende incluir financieramente a 57 mil personas, 28 mil 500 de ellas mujeres y cinco mil 700 indígenas para generar 114 millones de pesos de ahorro y 228 millones en crédito”, dijo.

Abundó que también se tiene previsto 38 millones de pesos en cobertura de micro seguros y se enfatizará en la oferta de créditos productivos y a la vivienda, para hacer un uso más eficiente de las remesas que llegan a nuestro país y reinsertar a los migrantes, que en su caso sean repatriados, a través de actividades productivas.

Recordó que el PATMIR está dirigido al fomento a la inclusión financiera en zonas rurales marginadas y ahora, en su enfoque migrante, a  los 13 estados con mayor Grado Absoluto de Intensidad Migratoria de acuerdo a cifras del Consejo Nacional de Población (Conapo). Dijo que de 2012 a 2016, las Sofipos contribuyeron con 229 mil personas incluidas financieramente, de las cuales, 181 mil provinieron de sociedades afiliadas a la Asociación Mexicana de Sociedades Financieras Populares (AMSOFIPO).

Durante esta fase, agregó Andrade Martínez, el PATMIR fue acreedor al galardón Ministerial de la Cumbre Global de Mujeres (Global Summit of Women) celebrada en Tokio, Japón en mayo pasado.

Afirmó que la AMSOFIPO promueve el desarrollo de mejores prácticas financieras del Sector de Ahorro y Crédito Popular y en un interlocutor robusto para el desarrollo de nuevas regulaciones, en la utilización y canalización de fondeo y apoyos gubernamentales. Es fundamental en la articulación de la política pública para el sector y contribuye al fortalecimiento institucional de sus asociados.

Otros programas operados por Bansefi, son el de Asistencia Técnica y Capacitación (PATYC), que brinda apoyos financieros y técnicos para el fortalecimiento institucional, operativo y cumplimiento regulatorio; y el de Apoyos para Fomentar el Fortalecimiento de Ahorro y Crédito Popular Cooperativo (PAFOSACPyC), que ofrece apoyos para la adopción de mejores prácticas de regulación financiera en zonas rurales; con garantías líquidas y educación financiera.

Virgilio Andrade resaltó que en 2016, Bansefi otorgó apoyos por más de 60 millones de pesos al sector de Crédito Popular a través de estos programas, y en lo que va de 2017, se han otorgado apoyos por 40 millones de pesos, de los cuales, 11 millones son para Sofipos y el 61% restante de ese monto para miembros de la AMSIFIPO.

“Estos apoyos contribuirán a los esfuerzos del sector para acercar servicios financieros formales y la educación financiera a las zonas rurales de nuestro país y facilitarán un mejor cumplimiento de la normatividad emitida por la CNBV”, concluyó.