1. Vístete con el método de la cebolla, cúbrete con varias prendas, no solo te calientan mejor que una ropa gruesa, sino que podrás acondicionarte de acuerdo al lugar donde te encuentres.
  2. Evita utilizar doble media o calcetín porque se bloquea la circulación; utiliza calcetines de lana.    
  3. Protégete el rostro, la cabeza, manos y orejas.   
  4. Toma líquidos calientes para que mantengas tu temperatura corporal.
  5. Come frutas y verduras ricas en vitamina C como la naranja, el limón, la guayaba, fresas, ciruelas, pimientos, brócoli, entre otras.
  6. Bebe mucha agua, preferiblemente al tiempo, mantener la hidratación corporal permite que el cuerpo regule mejor su temperatura.
  7. Al salir de un lugar caliente cúbrete boca y nariz. 
  8. Evita los cambios frecuentes de temperatura de lugares donde te encuentres con aire acondicionado a espacios a la intemperie. 
  9. Utiliza la calefacción en forma moderada para que los cambios de temperatura con el exterior no sean muy bruscos.
  10. En caso de usar algún calefactor, horno o chimenea mantén una ventilación adecuada para evitar intoxicaciones por monóxido de carbono.
  11. Evita el uso de anafres o braseros dentro de lugares cerrados.
  12. Presta atención especial a niñas y niños menores de 5 años, a personas adultas mayores.
  13. Apoya a personas en situación de calle que necesitan abrigo y atención ante las bajas temperaturas.
  14. Protege a tus mascotas ya que estas también son susceptibles al frío.
  15. En momentos extremadamente fríos y/o con vientos fuertes, limita la cantidad de tiempo al aire libre, ya que las exposiciones prolongadas al aire frío hace que se esfuerce más el corazón o la presión arterial suba demasiado. 

Es posible que se presenten lluvias, caída de nieve o agua nieve en algunas regiones; ten cuidado ante la posibilidad de vientos fuertes, en especial si tienes cerca árboles, bardas, estructuras y techos endebles: 

  • Toma precauciones al tránsito vehicular en carreteras y caminos rurales, vados y puentes serranos, así como zonas urbanas; si es necesario buscar rutas alternas ante la posibilidad de caminos nevados o congelados. 
  • Evita conducir, si lo haces procura extremar precauciones ya que las carreteras se vuelven resbaladizas ante la presencia de nieve, aguanieve o congelamiento de estas. 
  • Asegúrate que alguien sepa tu destino y cuando esperas llegar. 
  • Respeta las señales de tránsito y notificaciones que las autoridades indiquen.
  • Mantén tu auto en buen estado, teniendo un buen limpiaparabrisas y líquido anticongelante en su caso.
  • Respeta los límites de velocidad, ya que el frenado requiere de más espacio con la presencia de lluvias, nieve y/o aguanieve.
  • Extrema precauciones al transitar por brechas y caminos rurales ante baja visibilidad por neblina matutina.
  • Extrema precauciones ante posibles deslaves, flujos de lodo, desbordamiento de ríos e inundaciones en zonas bajas y de escaso drenaje. 
  • Observa el nivel en los ríos de respuesta lenta y las presas de la región en donde te encuentras.
  • Recuerda que por las mañanas las operaciones aéreas suelen demorarse ante la presencia de neblina.

Sigue con atención el pronóstico meteorológico sobre el lugar en el que te encuentras; en twitter, presta atención a la información que publica la cuenta @conagua_clima y/o descarga la aplicación MeteoInfo disponible para dispositivos iOS y Android.

Pon en práctica las recomendaciones que difunde #ProtecciónCivil a través de la cuenta en twitter @PcSegob; presta atención especial a niñas y niños menos de 5 años, a personas adultas mayores y apoya a personas en situación de calle que necesitan abrigo y atención. 

#PrevenirEsVivir