Con ello, se calcula una tasa de 13.3 muertos por cada 100 mil habitantes, cifra solo un 0.1% menor a la registrada en 2014. De acuerdo con el documento La seguridad vial en la Región de las Américas (OPS, 2016), México ocupa la posición número 23, de 31 países que conforman esta región.

Por tipo de usuario, los peatones son quienes concentran el mayor porcentaje de fallecimientos; en el 2015 se registraron 7,780 atropellamientos fatales (48.5 %), 5,339 ocupantes de vehículo (33.2 %), 2,622 motociclistas (16.3 %) y 298 ciclistas (1.8 %) muertos. Si consideramos sólo los usuarios vulnerables de la vía, es decir, peatones, ciclistas y motociclistas, el porcentaje asciende al 66.7 %. Prácticamente, siete de cada diez muertos en México corresponde a estos usuarios.

A fin de alentar a las autoridades nacionales, estatales y municipales, a las organizaciones de la sociedad civil, la industria y a la población en general a tomar conciencia de la necesidad de actuar en el corto plazo en pro de la seguridad vial, colocando a las personas en primer lugar, dejando de hacer del automóvil el centro del desarrollo de las ciudades, el STCONAPRA hace públicos los perfiles nacional y estatales de la situación de la seguridad vial, resaltando las deficiencias y los puntos críticos.