¿Qué son las bebidas energizantes?

Son bebidas azucaradas adicionadas con otros compuestos (principalmente cafeína y vitaminas del complejo B), que producen un efecto estimulante en el sistema nervioso central de quien las consume. Al ser estimulantes, producen un efecto de activación, es decir, te hacen sentir más despierto y concentrado. Sin embargo, el abuso en el consumo de estas bebidas representa un riesgo para la salud, ya que:

  • Aumentan el ritmo cardiaco, pudiendo producir arritmias en personas con problemas de corazón.
  • Aumentan la presión arterial, produciendo dolores de cabeza, zumbido de oídos o sensibilidad a la luz.
  • Producen dificultad para dormir, llegando a producir insomnio.
  • Tienen un efecto diurético, ya que aumenta la producción de orina, y con ello te deshidratas más rápido.
  • Aumentan la glucosa en sangre, lo cual puede ocasionar una descompensación en personas diabéticas.

 

¿Qué pasa si combino bebidas alcohólicas con bebidas energizantes?

Al tomarlas en exceso, el efecto directo más común es una intoxicación hepática que tiene síntomas como dolor de cabeza, dilatación de las pupilas, vómito, taquicardia, hipertensión arterial, entre otras. Además, el efecto estimulante de las bebidas energizantes se contrapone con el efecto depresor del alcohol, lo que ocasiona una falsa sensación de sobriedad y disminuye la capacidad de percibir cuanto alcohol se ha consumido, lo que aumenta el riesgo de una intoxicación alcohólica. Su consumo también ocasiona una falsa percepción de la capacidad para conducir vehículos o tomar otras decisiones, lo que aumenta la probabilidad de participar en conductas que ponen en riesgo tu salud (como conducir ebrio, tener sexo sin protección, involucrarte en peleas, intentar suicidarte, etc.).

Las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, niños, deportistas, personas con padecimientos cardiacos, diabéticas, hipersensibles a la cafeína o con otros problemas de salud NO deben consumir bebidas energizantes y alcohol, ni por separado ni mezcladas,

 

Tienes alguna duda o requieres más información... Llama a la línea de la vida al 01800-911-2000, es gratis y funciona las 24 hrs. los 365 días del año.

 

Si crees que es útil esta información... compártela, descargando el siguiente archivo: