Lo anterior es tan común y rutinario que si lo dimensionamos a las cifras de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), sobre la producción de bolsas plásticas, se calcula que globalmente cada año se utilizan 500 billones, de éstas la mitad se utiliza una sola vez.

/cms/uploads/image/file/512310/Captura_de_Pantalla_2019-07-15_a_la_s__21.31.20.png

En el marco del Día internacional libre de bolsas de plástico que se celebró el 3 de julio, en esta Brújula de compra te informamos sobre la problemática mundial que estos objetos de uso diario provocan al medio ambiente, las acciones a realizar para evitar su uso, además de algunas estadísticas para concientizarte sobre lo que representa su uso y desecho. Lo que vayas a hacer, hazlo ahora.

El principio de las cosas

De acuerdo con el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, las bolsas de plástico eran una rara novedad en 1970, pero ahora son un producto presente a nivel global.

En 1997 se descubrió una gran mancha de basura en el Pacífico, ubicada en el más grande de los giros producidos por las corrientes marinas del mundo y donde se han acumulado inmensas cantidades de desechos de plástico que amenazan la vida marina. Las bolsas de plástico son famosas por matar tortugas, toda vez que las confunden con medusas y se las comen.

“La gente tiene que saber que las decisiones respecto al plástico que se toman afectan a comunidades localizadas a miles de kilómetros de distancia, y llegan directamente a lugares donde hay una vida fundamental para el planeta”, aseguró el gobernador de la provincia de Galápagos, Norwan Wray, durante una entrevista con Noticias ONU.

En las costas de las islas Galápagos se han encontrado desechos de plástico procedentes de Indonesia, Filipinas, Taiwán, España, México, Perú, así como de otras partes del mundo.

A escala mundial, se fabrican aproximadamente un billón cada año y han llegado a las profundidades más oscuras de los océanos, la cima del Monte Everest y hasta los casquetes polares, creando importantes problemas o desafíos ambientales.

Al desecharse, dan paso a obstrucciones en las aguas residuales y los desagües pluviales, matan y enredan a aproximadamente 100,000 mamíferos marinos cada año y, por si fuera poco, generan micro plásticos tóxicos que infectan los océanos y vertederos hasta por 1,000 años.

Según Waste Management, compañía estadounidense de gestión de desechos, desechos integrales y servicios ambientales, sólo el 1% de las bolsas de plástico se devuelven para su reciclaje. Eso significa que una familia promedio solo recicla 15 bolsas al año, el resto termina en la basura.

América, Japón y la Unión Europea son los mayores productores de desechos plásticos per cápita y sólo un 9% de los nueve mil millones de toneladas de plástico producido en el mundo ha sido reciclado.

Si esta tendencia continúa, para 2050 tendremos cerca de 12,000 millones de toneladas de desechos plásticos en los basureros y en la naturaleza.

Lo anterior ha generado que diferentes países o ciudades prohíban el uso de bolsas de plástico, como se muestra en el siguiente cuadro:

/cms/uploads/image/file/512312/Captura_de_Pantalla_2019-07-15_a_la_s__21.33.55.png

En México, algunos estados han iniciado con la prohibición de diferentes productos de plástico, otros solo están a la espera de la entrada en vigor de las leyes modificadas. Te enlistamos algunas las entidades:

  • Veracruz.  En mayo de 2018 se aprobó una reforma a la Ley Estatal de Residuos Sólidos.
  • Nuevo León. Se aprobó el 22 de diciembre de 2017 y entrará en vigor a partir del 25 de enero de 2020.
  • Baja California Sur. Se aprobó el 25 de enero de 2019 y entra en vigor el 16 de septiembre.
  • Guerrero. Se aprobó el 19 de marzo de 2019 y entrará en vigor en septiembre del mismo año.
  • Chihuahua. agosto de 2018 se prohibió la distribución de popotes y el 16 de julio el uso de bolsas de plástico.
  • Oaxaca. 11 de abril de 2019, entró en vigor al día siguiente16 de marzo de 2019.
  • Sonora. Se aprobó el 25 de abril de 2018 y entró en vigor el 12 de diciembre.
  • Nayarit El 21 de mayo de 2019 comenzó a regir paulatinamente hasta que la medida se totalice en 18 meses.
  • Jalisco. Se aprobó el  29 de septiembre de 2018 y entra en vigor en 2020.
  • Ciudad de México. Se aprobó el 9 de mayo de 2019 y entrará en vigor en 2020.

Como consumidor puedes y debes tener una participación activa en las actividades que influyen en tu vida cotidiana y en tu comunidad. Infórmate de las medidas para conservar y recuperar el medio ambiente:

  • Conoce las infraestructuras para poder reciclar en tu localidad.
  • Apoya  los productos ecológicos y a las energías renovables.
  • Usa bolsas reutilizables.
  • Pide más productos reciclados y reciclables.
  • Ten presente y solicita la información medioambiental en tu comunidad.

Proceso de producción

El plástico se elabora, principalmente, con productos derivados del petróleo. Para extraer petróleo se perforan pozos, esto implica consumo de combustibles fósiles para la maquinaria y alteración de los ecosistemas donde esté ubicado el pozo. Además, hay que construir caminos para llevar y traer la maquinaria de perforación y el producto extraído, o bien construir un oleoducto para conducirlo.

El petróleo se debe transportar a una planta de refinación o fraccionamiento, donde se destila para separarlo en sus componentes.

A partir de éstas se purifican los productos petroquímicos útiles para las distintas actividades industriales. Uno de éstos es el etileno, que se usa para obtener diversos productos como el etilenglicol, el cloruro de vinilo y el plástico conocido como polietileno, con el que se fabrican la mayoría de las bolsas empleadas en mercados y tiendas.

/cms/uploads/image/file/512309/Imagen.JPG

De acuerdo con el Proyecto Basura Plástica, disponible en internet, desde la década de 1980 los plásticos biodegradables han generado el debate respecto a su uso, pues si bien generan beneficios ecológicos, no así en la motivación de la gente toda vez que, por sus características, consideran que pueden seguir consumiéndolos.

La categoría "biodegradable" y "de origen biológico" son términos diferentes:

  • Un plástico es biodegradable cuando puede descomponerse en los siguientes elementos: agua, dióxido de carbono, metano y biomasa. La biodegradabilidad no tiene que ver con la materia prima específica de la que se origina el plástico, sino más bien con la estructura del material. También existen plásticos derivados del petróleo que son biodegradables.
  • Un plástico es de origen biológico si está elaborado con materia prima sostenible (vegetal). Por ejemplo, los bioclásticos se pueden fabricar a partir de almidón, celulosa, azúcar, aceites vegetales, lignina y proteínas. Estas sustancias básicas pueden obtenerse del maíz, la madera, la caña de azúcar o las papas.

Considera que lo ecológicamente sostenible resulta ser un buen negocio de venta. Por tanto, no te engañes, ni pierdas tiempo. Para reducir verdaderamente el consumo de plásticos de un solo uso se requiere un cambio de hábitos no de tipo de plásticos, usa bolsas reutilizables.

Para darte una idea

Si piensas que ser un consumidor consiente de los daños ecológicos o al medio ambiente merece una recompensa monetaria, es decir, una reducción de precio del bien adquirido por no aceptar bolsas de plástico, te diremos que las bolsas representan una parte mínima de los costos de venta en los que incurre el productor de una mercancía o comerciante.

Realizamos un ejercicio para determinar el costo por cada bolsa usada en compras habituales y que seguramente terminarán desechadas y arrojadas al medio ambiente. Se estimó que 10 kilos de bolsa grande transparente tiene un costo de $679 con 700 bolsas, lo anterior equivale a 70 bolsas por kilo, es decir, un costo unitario de $0.97 centavos por bolsa.

De esta forma al determinar el costo que representa para los productores o comerciantes el uso de bolsas de plástico para llevarse los productos adquiridos, observarás que es muy bajo comparado con el costo y la amenaza que representan para el planeta

/cms/uploads/image/file/512311/Captura_de_Pantalla_2019-07-15_a_la_s__21.34.20.png

Lo más fácil y más accesible que puedes hacer es usar bolsas reutilizables. Hoy en día, estas bolsas están hechas de una amplia gama de materiales (tela de algodón o poliéster, fibras naturales o tejido rPET, etc.) y vienen en un número ilimitado de diseños personalizables, pero lo más importante, duran mucho más de 12 minutos.

Al usar una bolsa de tela, podrás ahorrar seis bolsas por semana; es decir, 24 bolsas al mes; 288 bolsas al año o 22,176 bolsas durante una vida promedio. Así, no sólo se disminuirán considerablemente los niveles de contaminación ambiental, también el consumo de petróleo y recursos no renovables.

El cambio también está en tus manos

Los consumidores son la base del sistema productivo y sus decisiones de compra pueden modificar las tendencias del mercado. Por ello, realizar un consumo responsable es una manera indirecta de pedirle a las empresas que incluyan opciones ecológicas en sus bienes y servicios, considera las siguientes recomendaciones:

  • Reduce el uso de bolsas desechables utilizando una bolsa reutilizable (biodegradable o de tela) o recipiente.
  • Reutiliza las bolsas viejas de plástico.
  • Utiliza carritos de mandado.
  • Lleva recipientes lavables y reutilizables para llevar alimentos, de preferencia de vidrio.
  • Si llevas agua, utiliza una botella de vidrio. Recuerda, esta no altera la composición química de los productos, no transmiten sabor y conservan mejor la frescura del agua. Además, el vidrio es reciclable.
  • Evita el uso de cubiertos y popotes de materiales como el unicel, plástico, etc.
  • Si puedes comprar comida envasada en papel u otro material.

Si puedes seguir éstos consejos, seguramente otra persona también. Compártelos a tus amigos, conocidos o a tu comunidad.

Fuentes: