Publicaciones Recientes
2024-04-01 08:30:00 -0600
2024-01-01 09:00:00 -0600
2024-01-01 08:00:00 -0600

Casas de empeño y la satisfacción del consumidor.

En ocasiones el mal manejo de las finanzas personales, trae consigo una serie de decisiones (incluso hasta financieras) que con tal de salir del apuro de los gastos más apremiantes resultan una alternativa en el corto plazo.

Procuraduría Federal del Consumidor | 18 de octubre de 2018
Casas de empeño y la satisfacción del consumidor.

Casas de empeño y la satisfacción del consumidor.

Si eres de los que gastan de forma inconsciente hasta el último peso y te endeudas al grado que ya debes hasta la quincena siguiente, es muy probable que lleves una vida financiera poco sana y, ante una emergencia, recurras a préstamos.

De igual forma, si estas en un apuro económico y no cuentas con otra forma de financiamiento formal como un crédito bancario, una alternativa es el crédito prendario ofrecido a través de las casas de empeño.

En el mercado encontrarás diferentes opciones, casas de empeño nacionales, extranjeras e instituciones de asistencia privada (IAP) las cuales son instituciones con fines humanitarios de asistencia sin propósito de lucro. En esta Brújula de Compra de Profeco las describimos y te decimos qué considerar al momento de realizar una operación de mutuo con interés y garantía prendaria.

  • Casas de empeño en México.

Las casas de empeño son instituciones o establecimientos que prestan un determinado monto de dinero a cambio de un bien o prenda dejado como garantía y con un cobro de intereses.

La Asociación Nacional de Casas de Empeño (ANACE) explica que en México un alto porcentaje de la población económicamente activa (PEA) no tiene acceso a créditos bancarios, pero sí tiene necesidades concretas de financiamiento, de ahí que el crédito prendario se convierta en una opción más en el mercado financiero.

¿Cuántas hay? De acuerdo con datos del Directorio Estadístico Nacional de Unidades Económicas (DENUE), del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), existen más de nueve mil Montepíos y Casas de empeño en todo el país (Ver gráfica).

/cms/uploads/image/file/452770/Gra_fica1.JPG

Respecto con el uso de las casas de empeño, la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera 2015, elaborada por INEGI en colaboración con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), revela que 38% del total de la población de 18 a 70 años recurrió a pedir prestado y, de estos, 20% acudió a una casa de empeño (Ver gráfica).

/cms/uploads/image/file/452769/Gra_fica2.JPG

  • ¿Cómo funcionan?

Las casas de empeño prestan una cantidad de efectivo sobre el valor de una prenda, que el cliente recupera mediante el pago del capital más el costo del préstamo en un plazo acordado. Cuando el propietario de la prenda (denominado pignorante) no cumple con el pago o no refrenda su préstamo, el artículo empeñado se pone a la venta.

Pasos para empeñar:

  1. Es necesario presentar una identificación oficial y obviamente la prenda a empeñar.
  2. Se valúa la prenda.
  3. Informan al solicitante el monto del préstamo (desde 30% hasta 80% del avalúo).
  4. Se firma un contrato (este deberá estar registrado en Profeco).
  5. La casa de empeño entrega el efectivo junto con la boleta de empeño.
  6. El consumidor recibe una copia del contrato que incluye la descripción de la prenda depositada, el costo anual total (CAT) y las condiciones para su recuperación (plazo e importe a pagar). Además especifica el monto del seguro contra robo (de la casa de empeño) y el almacenaje.

Ahora bien, para recuperar la prenda es necesario pagar a la casa de empeño el monto total, de preferencia uno o dos días antes del plazo establecido. En caso que el cliente necesite más tiempo para recuperar su prenda, se solicita un refrendo, es decir, ampliar el plazo pagando los costos del periodo vencido.

  • ¿Qué puedes empeñar?

Si tienes en mente empeñar alguna prenda, recuerda que debe estar en buen estado e investigar si la casa de empeño la acepta. A continuación te mostramos algunas prendas que son aceptadas por las casas de empeño:

  • Alhajas, oro y joyas.
  • Consola de videojuegos y juegos de video.
  • Electrónicos como minicomponentes, televisores y pantallas.
  • Equipo de cómputo.
  • Teléfonos móviles inteligentes de modelos recientes.
  • Bicicletas.
  • Cámaras de video y de fotografía.
  • Discos compactos (CD´s).
  • Baterías de cocina y vajillas.
  • Aparatos electrodomésticos y de línea blanca.
  • Muebles en buen estado como salas, recámaras, entre otros.
  • Instrumentos musicales.
  • Herramientas mecánicas y eléctricas.
  • Incluso motos y autos.
  • ¿Qué tanto empeñan los mexicanos?

La Dirección General de Estudios sobre Consumo (DGEC) de Profeco, realizó del 19 de junio al 10 de agosto de 2018, una encuesta a 667 usuarios sobre la información proporcionada a los usuarios de casas de empeño de enero 2017 a junio 2018, con el fin de conocer los hábitos de consumo en el uso de estos establecimientos, así como conocer si se les proporciona la información mínima de acuerdo con la normatividad vigente.

De acuerdo con los resultados obtenidos, 63% de los entrevistados mencionó haber empeñado principalmente en el Nacional Monte de Piedad y en Montepío Luz Saviñon, (Ver gráfica).

/cms/uploads/image/file/452771/Gra_fica3.JPG

Con respecto al tipo de prenda que empeñaron, 62% mencionó alhajas de oro, seguido por aparatos electrónicos menores como celulares, cámaras fotográficas o video, reproductor de MP3, Iphone, Ipad, PC, Laptop, entre otros (Ver gráfica).

/cms/uploads/image/file/452772/Gra_fica4.JPG

Entre los principales motivos señalados por los entrevistados del por qué acudieron a la casa de empeño y no a otra, fue la ubicación (39%), monto del préstamo (21%),  monto de los intereses (11%) y la costumbre (11%).

Cabe mencionar que sólo 48% de los usuarios comparó entre diferentes casas de empeño para saber cuál le convenía más. De quienes sí compararon, cinco de cada diez mencionó que lo hicieron porque ha empeñado en otras casas de empeño y 42% porque asistió o vio información en diferentes establecimientos y sucursales del rubro.

En el siguiente cuadro se muestra el porcentaje de la información sobre las características de los empeños que los usuarios vieron exhibida o le explicaron (Ver cuadro).

/cms/uploads/image/file/452806/Cuadro.jpg

Del total de encuestados, solo 5% reconoció haber tenido problemas con la casa de empeño; sin embargo, 33% no hizo nada para resolverlo. Además, 56% desconoce si las casas de empeño deben contar con un contrato registrado ante Profeco donde se especifiquen las condiciones y requisitos del empeño.

  • Todo en norma

En México, a partir de junio de 2006 se adicionó a la Ley Federal de Protección al Consumidor (LFPC) el artículo 65 BIS que regula la operación de las casas de empeño y se hace competente a la Profeco para intervenir en asuntos relacionados con este tipo de operaciones.

La ley establece que para operar o funcionar, las casas de empeño deben inscribirse en el Registro Público de Casas de Empeño (RCPE), el cual tiene como objetivo brindar seguridad jurídica a los consumidores al inscribir y autorizar a los proveedores que ofrecen y otorgan los servicios de mutuo con interés y garantía prendaría, un registro único e intransferible por cada casa de empeño el cual deberán refrendar anualmente.

Dentro de los requisitos solicitados es la obligación de registrar su contrato de adhesión, de acuerdo a lo dispuesto en la LFPC y la Oficial NOM-179-SCFI-2016 servicios de mutuo interés y garantía prendaria, que entró en vigor en agosto de 2017 y que sustituye a la anterior.

Esta norma oficial, estipula la obligación de las casas de empeño a registrar su contrato de adhesión ante la Profeco, quien se encarga de revisar el clausulado a manera que no existan condiciones abusivas en contra del consumidor.

Entre los requisitos de información comercial que deben proporcionar las casas de empeño al consumidor así como la información que debe contener el contrato que le entregarán se señala la siguiente:

  1. Los proveedores deben transparentar sus operaciones informando mediante diferentes medios, de acuerdo con la legislación aplicable a través de publicidad, pizarra de anuncios, textos en las entradas, portales de internet o medios electrónicos el Costo Anual Total (CAT) siempre que se incorporen los siguientes conceptos: tasas de interés, comisiones, premios, bonificaciones en efectivo, descuentos, montos de los pagos periódicos, factores de pago o conceptos equivalentes. En caso de alguna bonificación en efectivo, premio y descuento se deberá señalar la vigencia.
  2. En establecimientos encontrarás una pizarra de anuncios medio electrónico informativo para brindar datos sobre:
  • Porcentaje promedio y mínimo de préstamo conforme el avaluó de la prenda.
  • CAT promedio
  • Costo mensual totalizado promedio
  • Costo diario totalizado promedio
  • Tasa de interés
  • Plazo de pago máximo
  • Cantidad de refrendos
  • Comisiones vigentes
  • Ramo de prendas aceptadas
  • Número de contrato registrado en Profeco y Número de Registro Público de Casas de Empeño (RPCE)

Para saber si la casa de empeño de tu interés está registrado en el RPCE, ingresa aquí.

Profeco te asesora. Si te cobran indebidamente, no te respetan lo acordado o te niegan el servicio, Profeco te respalda, llama al Teléfono del Consumidor 5568 8722 o 01 800 468 8722 o envía un correo electrónico a: asesoría@profeco.gob.mx. Redes sociales oficiales en Twitter: @AtencionProfeco y en Facebook: ProfecoOficial.

  • Recomendaciones

Antes de acudir a una casa de empeño, toma en cuenta las siguientes recomendaciones:

  1. Utiliza esta modalidad sólo en caso de urgencia.
  2. Compara en por lo menos 3 casas de empeño y compara el Costo Anual Total (CAT) y los otros costos como la tasa de interés, comisiones, avalúo, gastos de almacenaje, seguro contra robo, entre otros.
  3. Consulta el porcentaje de avalúo y la cantidad que te darán por la prenda y compara con otras opciones.
  4. Verifica que la institución en la que deseas realizar el empeño esté inscrita en el Registro Público de Casas de Empeño (RPCE) de Profeco.
  5. Considera si tendrás los recursos para recuperar la prenda o si estás dispuesto a perderla en caso de no desempeñarla a tiempo.
  6. Lee detenidamente el contrato, lo que te permitirá conocer y tomar en cuenta las condiciones a las que se compromete tanto el consumidor como el establecimiento.
  7. Pregunta a cuántos refrendos (renovaciones del contrato) tienes derecho y la extensión del plazo establecido en el contrato para recuperar tu o tus prendas empeñadas.
  8. Pregunta sobre el remanente, importe que, en su caso, resulta a tu favor después de que el proveedor calcula el finiquito, es decir, después de vender la prenda.
  9. Verifica que exhiban las tarifas en pesos mexicanos.
  10. Consulta el Buró Comercial de Profeco para saber si las casas de empeño cuentan con contrato registrado. Este contrato de adhesión, es el instrumento que ayudará en caso de problemas o inconformidad con el servicio.

Fuentes:

Contesta nuestra encuesta de satisfacción.
¿Cómo fue tu experiencia en gob.mx?

Imprime la página completa

La legalidad, veracidad y la calidad de la información es estricta responsabilidad de la dependencia, entidad o empresa productiva del Estado que la proporcionó en virtud de sus atribuciones y/o facultades normativas.