La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP), en conjunto con el Estado de Hidalgo, conformó un grupo de expertos para realizar un trabajo de rigor científico que atienda la presencia del puma (Puma concolor) en la región noreste de Actopan, Hidalgo.  

Este equipo de especialistas, cuenta con personal de la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), CONANP, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), investigadores de la Universidad Autónoma del estado de Hidalgo (UAEH) y el Grupo de Expertos en la Conservación y Manejo Sustentable del Jaguar y otros Felinos Silvestres.

El principal objetivo es implementar acciones concretas en favor de la preservación de la especie en la región, así como garantizar la seguridad de la población que habita dentro de las Áreas Naturales Protegidas (ANP).

En ese sentido la CONANP emite las siguientes recomendaciones inmediatas para dar solución al conflicto felino en las ANP:

1.         Aplicar de forma efectiva el seguro que cubre casos de depredación al ganado.

2.         Implementar un programa de mejores prácticas de manejo ganadero en la región.

3.         Realizar una campaña especial de difusión y educación ambiental, con el propósito de informar a los habitantes de la región sobre este tema.

4.         Implementar el protocolo de monitoreo en campo para continuar obteniendo información científica que permita definir de manera colegiada los siguientes pasos para la atención al puma y otros depredadores silvestres.

5.         Vigilancia permanente en la región por parte de las autoridades correspondientes. 

Cabe recordar que el “Seguro Ganadero Para Cubrir la Muerte Por Ataque De Depredadores”, es implementado por la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) y protege a sus asegurados por la muerte y/o sacrificio forzoso de bovinos de reproducción, doble función, ordeña y trabajo, así como caprinos y ovinos en reproducción, cuando el ataque sea ocasionado por depredadores. Se encuentra asegurado todo el inventario nacional de ganado.

Como depredadores se hace referencia a animales carnívoros, generalmente silvestres, que atacan al ganado con la finalidad de subsistir. Entre estos podemos encontrar: pumas, jaguares, linces, osos, perros ferales, ocelotes y coyotes.

El siniestro deberá ser reportado dentro de las 24 horas siguientes al momento en que se detecte el ataque a los animales de los asegurados.

El puma es, después del jaguar, el felino de mayor talla en América. Habita en todo tipo de vegetación del país, desde el nivel del mar, hasta 4,000 m de altitud.

Este carnivoro, llega a atacar excepcionalmente al ganado cuando hay escasez de presas naturales y no representa un peligro directo para los seres humanos.

El Comisionado Nacional de áreas Naturales Protegidas, Alejandro del Mazo reiteró que la presencia del puma en las Áreas Naturales Protegidas es indicador del buen estado de salud de los ecosistemas, razón por la cual es de gran importancia su conservación.

“Es un felino fascinante por su gran adaptabilidad, la cual le permite distribuirse en todo el continente y en diferentes ecosistemas como bosque, desierto, selvas y montañas nevadas”, dijo.