En el siglo XXI, los sistemas de producción de alimentos y fibras necesitarán satisfacer los siguientes tres requerimientos principales:

1. Ofrecer de manera adecuada alimentos seguros, nutritivos y suficientes para la creciente población mundial.

2. Reducir de manera significativa la pobreza rural mediante el sostenimiento del componente del ingreso de los hogares rurales que se deriva de la agricultura.

3. Reducir y revertir la degradación de los recursos naturales, especialmente de la tierra.

Es conocido que estos desafíos necesitarán resolverse de cara a significativos pero altamente impredecibles cambios en el clima global –un factor clave en la productividad natural y de los agroecosistemas. Otros problemas importantes que influirán en la forma como la agricultura evolucione para satisfacer el desafío de la seguridad alimentaria, incluyen la globalización de los mercados y el comercio, la creciente orientación de la agricultura hacia el mercado, significativos cambios tecnológicos y una creciente preocupación pública acerca de los efectos del manejo no sostenible de los recursos naturales.

El objetivo general de este informe es proporcionar un enfoque estratégico a las estrategias corporativas del Banco Mundial en lo referente a la implementación de los componentes para el manejo sostenible de la tierra (mst). Los objetivos específicos del informe son articular las prioridades para inversión en mst con el manejo de los recursos naturales, e identificar las opciones de reforma política, institucional y de incentivos, que aceleren la adopción tanto de mejoramientos en la productividad del mst como del crecimiento pro pobre. Los destinatarios primarios de este informe son los responsables de decisiones de política y los administradores de proyectos en nuestros países asociados y las organizaciones para el desarrollo, así como los administradores de país, de sector y líderes de equipo del Banco. Existe un amplio interés entre estos socios para colaborar con el Banco en materia de mst y para la rehabilitación de tierras degradadas.