Parque Nacional Volcán Nevado de Colima

Durante la administración del presidente Lázaro Cárdenas, entre 1934 y 1940, se dio un impulso importante a la protección de las áreas silvestres en México con la creación de 36 parques nacionales, uno de los cuales fue el Volcán Nevado de Colima, el de mayor superficie en el occidente del país con una extensión de 6,554.75 hectáreas. Abarca la parte más alta del sistema montañoso conocido como Complejo Volcánico de Colima (3,350 msnm).

El área donde se ubica el Parque ha sido importante en la historia regional por la presencia de dos elevaciones destacadas: el Nevado y el Volcán de Fuego. El primero ha atraído, desde hace siglos, a visitantes nacionales y extranjeros, y en los inicios de la colonia formó parte de las ceremonias religiosas locales. Por su parte, el Volcán de Fuego ha sido objeto de estudios científicos a nivel mundial por su actividad permanente.

La captación e infiltración del agua, tanto pluvial como de deshielo, es uno de los servicios ambientales más significativos que presta el parque, porque beneficia a las poblaciones de las partes bajas y facilita la agricultura y ganadería en las comunidades colindantes.

Tiene zonas idóneas para el ecoturismo, montañismo, alpinismo, ciclismo de montaña y la recreación en general; son  9,375 ha que abarcan los estados de Jalisco (83 %) y Colima (17 %). Sus laderas están cubiertas de  bosques de pino, encino, oyamel y aile, y entre su fauna silvestre se reportan halcones, pájaros carpinteros, colibríes, venado cola blanca, armadillos, pumas y diversos reptiles. Destaca el chipe rojo, ave endémica de México elegida como símbolo de este parque. 

/cms/uploads/image/file/192408/volcan_colima.jpg

Parque Nacional Cerro de Garnica

Precioso lugar para disfrutar el paisaje y la naturaleza, celebra 80 años como área protegida.

Ubicado en los municipios de Queréndaro e Hidalgo, en el estado de Michoacán, el Cerro de Garnica tiene 1,936 ha de extensión y forma parte del Eje volcánico transversal, a unos 50 km de la ciudad de Morelia.

En su vegetación, de admirable belleza, predomina el bosque de coníferas; sus laderas están cubiertas de árboles de pino y oyamel y alberga también pequeñas porciones de bosque mesófilo de montaña, que contiene la mayor diversidad de especies de flora y fauna en relación a su área.

Flora: pino ortiguillo, pino real, pino colorado, teocote,  pino avellano, pino de las alturas, oyamel, encino, encino laurel, encino jarrillo, ocote chino, zapotillo, aile, chapola, carpe americano, etc.

Especies endémicas (sólo habitan en esta zona): atlapetes rayas verdes, atlapetes gorra rufa, zumbador mexicano, matraca serrana, matraca barrada, chipe rojo, zorzal mexicano, trepatroncos escarchado, mulato azul, rascador nuca rufa , etc.

El Cerro de Garnica y el Volcán Nevado de Colima fueron decretados como Parques Nacionales el 5 de septiembre de 1936 por el presidente Lázaro Cárdenas, para proteger la flora y fauna de la zona, desde aquel entonces sujeta a la sobreexplotación forestal, faunística y turística.

/cms/uploads/image/file/192416/cerro_garnica.jpg