“La presente Guía se comparte como una herramienta para facilitar al personal de salud, la derivación apropiada de los usuarios de servicios (según se trate de personas con consumo incipiente de drogas o de posibles casos de abuso/dependencia) a establecimientos adecuados para la atención de su problema particular  o para el manejo de las condiciones médicas asociadas, incluida lógicamente la comorbilidad psiquiátrica”.