La atrazina es un polvo blanco, sin olor que se usa como herbicida para controlar el crecimiento de maleza en diversos cultivos, principalmente en maíz, sorgo, caña de azúcar, piña y diversos pastos; se aplica en campos de cultivo, campos de golf, parques, lagos, estanques y alrededor de vías férreas.

Su uso en el mundo

El empleo de este herbicida se ha extendido mundialmente debido a su buen funcionamiento en campos de cultivo, ya que evita el crecimiento de hierbas que compiten con las plantas de cultivo por el agua y los nutrientes del suelo.

Es un herbicida tóxico

En México se utiliza cada vez más, su uso no está regulado y la mayor parte se importa de China y Estados Unidos. Se encuentra entre los herbicidas cuyo ingrediente activo es el CICOPLAFEST, también se le conoce como Aatrex, Aatram, Atratol y Gesaprim.

En países como Estados Unidos y Australia, así como en la Unión Europea, se ha prohibido su uso debido a su toxicidad.

Contamina el agua

Después de aplicarse, la atrazina es arrastrada por la lluvia hacia los cuerpos de agua superficiales, como lagos, ríos y mares; y también a cuerpos subterráneos, como los pozos. El problema principal es que este herbicida tarda muchos años en degradarse cuando se encuentra disuelto en el agua, y al encontrarse ahí la contamina y llega al agua potable que bebemos todos.

La atrazina también se mezcla con el aire, cuando esto sucede se adhiere a partículas de polvo en las cuales puede viajar grandes distancias. Al estar unida a estas partículas no se degrada y cuando llueve es arrastrada a los cuerpos de agua.

Agricultores, los más expuestos

Las personas que se encuentran más expuestas a esta sustancia son los agricultores, ya que en muchos casos se aplica con las manos y con poca o nula protección en las vías respiratorias.

Normalmente no se acumula en los alimentos, sin embargo se absorbe por la piel y por los tractos digestivo y respiratorio llegando al torrente sanguíneo desde donde se distribuye a todo el cuerpo. Los metabolitos formados se acumulan en glóbulos rojos, hígado, bazo y riñones. El resto se elimina por la orina, principalmente.

Efectos en la salud

La atrazina puede producir irritación, alteración en el funcionamiento de algunos órganos y otros defectos de nacimiento. Uno de los compuestos que se forman por la degradación de la atrazina es cancerígeno, produciendo tumores malignos en próstata, mamas y útero, principalmente.

Afecta, además, el funcionamiento del sistema reproductivo aumentando la probabilidad de partos prematuros. Se ha comprobado que los hijos de mujeres embarazadas que han bebido agua con atrazina presentaron defectos en el corazón, las vías urinarias y las extremidades, así como bajo peso al nacer.

Sustancias tóxicas

El efecto que tiene cualquier sustancia tóxica depende de factores como: la cantidad que se ingiere, bebe, inhala o entra en contacto con la piel, así como de la edad, sexo, dieta, salud y forma de vida. Otro factor a tomar en cuenta es que la exposición a cualquier sustancia peligrosa depende de la dosis, la duración, la manera de exposición, las características y los hábitos personales, y si están presentes otras sustancias químicas.

Al utilizarlo hay que protegerse

Quien tenga que aplicar atrazina debe utilizar vestimenta y equipo de protección adecuados, evitar que haya personas cerca del lugar y no consumir agua de ríos, lagos o pozos cercanos

Es de uso restringido

En muchos países se considera a la atrazina como un “plaguicida de uso restringido”, solo puede ser adquirido con licencia y la aplicación está regulada. En México aún no contamos con esta reglamentación, pero podemos pugnar porque se tenga y cuidarnos a nosotros mismos.

Este artículo fue escrito por: Margarita M. González Brambila de la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Azcapotzalco. Academia Mexicana de Energía. Oscar M. González Brambila de Aeropuertos y Servicios Auxiliares. Academia Mexicana de Energía.

 

Fuente: Revista del Consumidor Julio 2021