Por instrucción del Director General del IMSS, Mikel Arriola, se implementaron desde abril de 2016 operaciones en fin de semana en traumatología y ortopedia, a fin de aprovechar los quirófanos e infraestructura disponibles, así como el personal médico y de enfermería para efectuar procedimientos quirúrgicos.

Mediante este plan, que forma parte de la Estrategia Integral para Fortalecer la Atención Médica, se redujo el tiempo de espera para recibir consulta en estas especialidades (donde se concentra 50% por ciento de las intervenciones quirúrgicas y 60% en incapacidades), a una semana en promedio, cuando antes era de 90 o 120 días; asimismo, el tiempo para ser operado es menor a 20 días, lo que permite atender con mayor oportunidad a los y las derechohabientes.

Todas estas operaciones en fin de semana son realizadas por médicos cirujanos, quienes cuentan con el apoyo de residentes en periodo de adiestramiento o médicos generales que los asisten. Las intervenciones quirúrgicas abarcan desde problemas degenerativos o lesiones en codos, manos, hombros, rodillas y pies, hasta cirugía de cadera y columna.

¡Vamos bien pero queremos lograr más!