Como servidoras y servidores públicos de esta noble institución, debemos refrendar nuestro compromiso con los principios de legalidad, honradez, lealtad, imparcialidad, eficiencia, disciplina, objetividad, profesionalismo, integridad, rendición de cuentas y eficacia, que rigen el servicio público, de conformidad con lo establecido en la Ley General de Responsabilidades Administrativas.

Es por ello, que estamos obligados a conocer y respetar la normatividad vigente que rige nuestro actuar, ya que mantenernos actualizados en la legislación aplicable a las acciones institucionales que desempeñamos, es parte importante de nuestra misión.