Con esta Ley se garantizan aún más los derechos de niñas, niños y adolescentes en México.