Las actividades de Supervisión, Regulación y Sanción que realiza la CNBV a las entidades financieras, están enfocadas a promover el sano desarrollo del sistema financiero y proteger los intereses del público.

Estas labores son, como en todos los sistemas financieros, necesarias para lograr seguridad y disciplina; y mejorar la vinculación de la ciudadanía con los servicios financieros y que esto conduzca a una mayor inclusión financiera.