México y la Unión Europea han desarrollado una larga y sólida relación de cooperación que se ha fortalecido de manera importante durante los últimos años, fundamentada en dos importantes instrumentos: el Acuerdo de Asociación Económica, Concertación Política y Cooperación, y la Asociación Estratégica.