Dicha declaración fue emitida por los Estados Miembros de la CELAC y de la Unión Europea en la reunión realizada el 11 y 12 de febrero en Montevideo, Uruguay.