La violencia intrafamiliar o doméstica es un delito y se define como el acto abusivo de poder u omisión intencional dirigido a dominar, someter, controlar o agredir de manera física, verbal, psicológica, patrimonial, económica y sexual a una persona, dentro o fuera del domicilio conyugal, sea por un pariente, esposo/a concubino/a.

¿Cómo identifico la violencia intrafamiliar?
Si te insultan, gritan o ridiculizan; si te amenazan con golpean, empujan o cachetean; si te acusan de infidelidad; si te culpan de los problemas; si te prohíben trabajar o administrar tus propios bienes; si te amenazan con quitarte a tus hijas e hijos.

Las personas que sufren violencia suelen aceptar como “normal” su situación y hasta pueden sentirse culpables de lo que les pasa, creen que la otra persona es celosa o posesiva por amor o que si denuncian les quitarán a sus hijas e hijos y que serán juzgadas. Si crees que puedes estar en una situación de violencia intrafamiliar, acércate al Consulado de México más cercano donde te pueden canalizar con instituciones u organizaciones especializadas en la prevención y atención de la violencia intrafamiliar.

Existen refugios para personas en situación de violencia y el Consulado puede ayudarte a ubicarte en uno junto con tus hijas e hijos. También es importante tener pruebas como fotografías, informes médicos, testigos, correos, registro de llamadas, entre otros. Debes denunciar inmediatamente.

No es recomendable sacar a tus hijos del país sin el consentimiento expreso de ambos padres, o sin una orden judicial que lo avale. De otro modo, podrían denunciarte de sustracción ilegal de menores  (para mayor información consulta la sección de derecho de familia).



Teléfonos de emergencias en Estados Unidos
Teléfonos de emergencias en el resto del mundo