La Procuraduría General de la República (PGR) a través de la Subprocuraduría de Control Regional, Procesos Penales y Amparo, por conducto de su Delegación en Sinaloa, acreditó plenamente la responsabilidad del procesado ante el Juzgado Segundo de Distrito, quien dictó una sentencia condenatoria por cinco años de prisión y una multa de seis mil 645 pesos. 

Lo anterior, por el delito contra la salud en la modalidad de posesión de metanfetamina y cocaína, con fines de venta. 

De acuerdo con la averiguación previa, el ahora sentenciado fue detenido por elementos de la Marina Armada de México, en las inmediaciones de la colonia Hacienda del Valle, en la ciudad de Culiacán, en posesión de dos bolsas de plástico, con 54 envoltorios, con un total de 48 gramos 200 miligramos de "crystal" y 83 envoltorios con un total de 28 gramos 500 miligramos de cocaína. 

Una vez integrados los elementos de prueba, el Fiscal Federal ejercitó acción penal, turnándolo ante el Juez, quien le dictó sentencia dentro del proceso penal, por lo que esta persona continuará cumpliendo su sanción en el Centro de Ejecución de las Consecuencias Jurídicas del Delito de Culiacán.