La Procuraduría General de la República (PGR) a través de la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo (SCRPPA), en su delegación en Puebla, solicitó y obtuvo de tres jueces, tres órdenes de aprehensión contra dos personas, por diferentes delitos, solicitadas por el Agente del Ministerio Público de la Federación. 

De acuerdo con el expediente, radicado en el juzgado Quinto de Distrito en Puebla, uno de los inculpados es probable responsable del delito de presunción de contrabando, ya que en su carácter de administrador único de una empresa y al amparo del programa de importación temporal, importó a territorio nacional, mercancía de origen y procedencia extranjera del sector textil, a través de nueve impedimentos, causando con esta conducta un daño al fisco federal, por la cantidad de 96 millones 581 mil 705 pesos con 88 centavos. 

Esta persona presuntamente cometió el delito de declarar al Registro Federal de Contribuyente datos falsos y usar intencionalmente más de una clave del RFC, ya que solicitó su inscripción al Registro Federal de Contribuyentes, proporcionando el domicilio fiscal ubicado en la calle 91 Oriente, número 1648, de la colonia Granjas San Isidro, así como un acta de nacimiento de 1971. 

Posteriormente, solicitó su firma electrónica avanzada, señalando como domicilio la calle Diagonal Primero de enero, en la colonia Granjas Puebla, proporcionando un acta de nacimiento de 1970, hechos que se encuentran asentados en el proceso del juzgado Segundo de Distrito en el estado. 

Por otro lado, en el proceso del juzgado primero de Distrito en Puebla, consta que el segundo aprehendido presuntamente cometió el delito de portación de arma de fuego sin licencia, cuando viajaba a bordo de un vehículo marca Geo, portaba una pistola calibre 380, marca Trejo y 12 cartuchos útiles y fue descubierto por elementos de la policía municipal de San Andrés Cholula, al realizarle una revisión de rutina. 

Por lo anterior, en cada uno de los casos, el Representante Social de la Federación inició las averiguaciones previas, por los delitos referidos y luego de desahogar las diligencias necesarias, consignó los expedientes, solicitando a los Jueces las respectivas ordenes de aprehensión, las cuales fueron otorgadas y cumplimentadas, por elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), quedando a disposición de la autoridad judicial que la requiere, por lo que se encuentran internos en el Centro de Reinserción Social de San Miguel.