La Procuraduría General de la República (PGR) a través de la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo (SCRPPA), en su Delegación en Querétaro, inició dos averiguaciones previas por el delito de sustracción y posesión ilícita de hidrocarburo. 

En la primera de ellas, policías municipales de San Juan del Río, al realizar un recorrido de vigilancia sobre la avenida Eje Norte Sur, esquina Oriente, en el Nuevo Parque Industrial de San Juan del Río, localizaron un vehículo tipo pick up, con placas del Estado de México, que tenía en la batea un contenedor cúbico de mil litros de capacidad, con líquido amarillento que expedía olor a hidrocarburo, junto con una manguera de aproximadamente cinco metros. 

Al proseguir la inspección, a 300 metros, localizaron una toma clandestina, que según refirieron los agentes policiales, ya había sido sellada por Pemex, pero alrededor había una excavación en la tierra, con el ducto acoplada a una llave de cierre rápido. 

Por otro lado, elementos de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Corregidora, detuvieron a una persona a bordo de una camioneta de 3.5 toneladas, sobre la carretera libre a Celaya, con dirección a la capital del Estado. Al revisar la unidad, detectaron varios contenedores: dos con capacidad de mil litros cada uno y dos más de quinientos litros, ambos cargados con diésel, además de una manguera. 

El Juez de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado, determinó dictar el auto de formal prisión contra esa persona, por lo que deberá enfrentar el proceso penal. 

De las dos averiguaciones previas se contabilizó un total de cuatro mil litros 354 mililitros de diésel y se aseguraron ambas unidades.