La Procuraduría General de la República (PGR), a través de la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo, por conducto de su Delegación en Tamaulipas, obtuvo auto de formal prisión contra cinco personas. 

Se les acusa de los delitos de violación a la Ley de Migración, en la hipótesis de Tráfico de personas para internarlas a otro país y transporte de extranjeros por territorio nacional, con agravante al utilizar menores de edad. 

Los procesados fueron detenidos cuando circulaban en un autobús de pasajeros a exceso de velocidad, por el libramiento Naciones Unidas, a la altura de la carretera Matamoros, en Ciudad Victoria, Tamaulipas. 

Por lo anterior, elementos de la Policía Estatal le marcaron el alto al conductor quien hizo caso omiso, por lo que fue detenido más adelante. Al ser interrogado el chofer de la unidad, que iba acompañado de un copiloto, mencionó que llevaba un total de 44 personas originarias de El Salvador, Guatemala y Honduras, mismas que no acreditaron su estancia legal en el país. 

De las investigaciones realizadas, se supo que entre los extranjeros se encontraban tres personas, que fueron señalados por los migrantes como los que los entregarían en Reynosa, Tamaulipas, para ser internados ilegalmente a Estados Unidos de Norteamérica. 

Los dos choferes y los tres extranjeros sin documentos que servían de guías, fueron puestos a disposición del Ministerio Público de la Federación, quien inició la averiguación previa, que fue consignada ante el Juez Decimoprimero de Distrito en Tamaulipas.

Los indiciados quedaron recluidos en el CEFERESO Número cuatro Noreste, con residencia en Tepic, Nayarit. Respecto al resto de los extranjeros, éstos fueron trasladados al Instituto Nacional de Migración.