La Procuraduría General de la República, a través de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delitos Federales (SEIDF), obtuvo sentencia condenatoria de tres años y tres meses de prisión en contra de Ángel Ricardo Valera de la Riva, representante legal de la empresa “Distribuidora de Metales y Aceros Corsa” S.R.L. de C.V., por su responsabilidad en la comisión del delito de Contrabando Calificado por un monto de 49 millones 163 mil 169.94 pesos.

En la causa penal correspondiente, se acreditó que el sentenciado, a través de la mencionada empresa, realizó 60 operaciones de importación temporal las cuales fueron falsas, por lo que cometió el delito de Contrabando Calificado, previsto por el artículo 102 fracción I, en relación con el artículo 107 fracción IV y sancionado por el 104 fracción II, en relación con el 95 fracción II, ambos del Código Fiscal de la Federación.

En julio de 2014, el agente del Ministerio Público de la Federación, adscrito a la Unidad Especializada en Investigación de Delitos Fiscales y Financieros (UEIDFF) de la SEIDF, ejerció acción penal en contra de Ángel Ricardo Valera de la Riva por su probable participación en este delito y obtuvo del Juzgado Séptimo de Distrito en Naucalpan de Juárez, Estado de México, la orden de aprehensión.

En noviembre de ese mismo año se cumplimentó la orden de aprehensión y una vez vencido el término constitucional se le dictó auto de formal prisión.

Finalmente, el órgano jurisdiccional dictó sentencia condenatoria en contra de Ángel Ricardo Valera de la Riva, imponiéndole una pena de tres años y tres meses de prisión, así como el pago de la reparación del daño. No se le concedieron sustitutivos de la pena.