- Seguridad y justicia, objetivo en la implementación del nuevo sistema de justicia penal, dijo.

- La mejor manera de respetar los derechos humanos es entenderlos para que la sociedad pueda convivir en paz.

El Procurador General de la República, Jesús Murillo Karam, manifestó su satisfacción por la decisión del Poder Judicial de la Federación, al poner a disposición del Ministerio Público Federal a los jueces, que consideró, violaron los principios fundamentales y afirmó que la Ley debe servir para hacer justicia no para valerse de ella, para cometer delitos.

Al participar en el Sexto Foro Nacional Seguridad y Justicia, con la Conferencia Magistral ¿Cómo reducir la impunidad con las reglas del nuevo sistema?, puntualizó que el nuevo procedimiento penal, otorga al juez más caminos, más espacios para acercar la línea de la ley, a la línea de la justicia.

Al referirse a la actuación del Poder Judicial al denunciar a quienes probablemente realizaron actos que pudieran ser constitutivos de delitos, señaló que es un mensaje de justicia y corresponderá al Ministerio Público determinar si hay elementos para consignar y después el propio Poder Judicial Juzgar si los elementos que se presenten son suficientes.

Afirmó que se hará valer el derecho pleno de los procesados para que lo que se resuelva sea justo. La obligación del Estado, es procesar con estricto apego a la Ley con la mejor intención de justicia.

Acompañado de los organizadores del Foro e integrantes de la Red Nacional de Organizaciones Civiles de Apoyo a los Juicios Orales y del Debido Proceso, el titular de la PGR, explicó que la implementación del nuevo Sistema de Justicia Penal, tiene entre sus principales propósitos lograr que los procesos se agilicen y se investiguen lo suficiente para tener la certeza de que existan elementos que constituyan delitos al tiempo de hacer valer el principio fundamental del derecho de toda la humanidad, la presunción de inocencia.

Agregó que los mexicanos deben estar verdaderamente orgullosos de que se ha logrado una legislación, que primero que nada, hace respetar y valer los derechos humanos, pero, dijo, tenemos que ser muy cuidadosos que su respeto se convierta en el mejor mecanismo para convivir en paz y en plena justicia, de ninguna manera, podemos admitir que sea motivo de impunidad o un motivo que permita que la atención de unos, deteriore otros. La mejor manera de respetar los derechos humanos, es entenderlos.

Por último, afirmó: vamos a hacer que este país se enorgullezca de sus normas legislativas y de sus prácticas judiciales.