La Procuraduría General de la República (PGR) incineró más de una tonelada de diversos estupefacientes, asegurados en operativos llevados a cabo por instituciones de seguridad de los tres niveles de gobierno, en el estado de Jalisco. 

Dicha incineración incluyó una tonelada 361 kilos 718 gramos 927 miligramos de marihuana, 30 plantas de marihuana, 11 plantas de amapola, 141 gramos de metanfetamina, 119 gramos de cocaína, un gramo 800 miligramos de pseudoefedrina, cinco kilos 686 gramos 500 miligramos de semilla de marihuana, 21 kilos ocho gramos de sustancia negativa y 724 unidades de psicotrópicos. 

Con esta acción, la PGR a través de la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo, por conducto de su Delegación en Jalisco, dio cumplimiento a lo establecido en el Programa de Destrucción de Narcóticos y a lo dispuesto por el Código Federal de Procedimientos Penales, que prevé la destrucción de la droga asegurada. 

El acto se llevó a cabo en las instalaciones del Club Cinegético de la Venta del Astillero, en el municipio de Zapopan, con la asistencia de efectivos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), un representante del Órgano Interno de Control de la PGR y elementos de Protección Civil y Bomberos del municipio referido, quienes verificaron que el procedimiento se llevara a cabo con apego a la normatividad en la materia.