La Procuraduría General de la República (PGR) a través de la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo (SCRPPA), por conducto de su Delegación en Guerrero, incineró en dos diligencias ministeriales, más de 55 kilos de narcóticos relacionados con diversas averiguaciones previas y causas penales. 

Las diligencias ministeriales se realizaron en cumplimiento al Programa de Destrucción de Narcóticos y a lo dispuesto en el Código Federal de Procedimientos Penales, el cual prevé la destrucción de drogas aseguradas y los objetos que son instrumentos del delito. 

En Chilpancingo, lo incinerado incluyó 19 kilos 780 gramos 500 miligramos de marihuana, tres kilos 73 gramos de opio, dos kilos 298 gramos 400 miligramos de goma de opio, dos kilos 997 gramos de semilla de amapola, dos kilos 18 gramos de plantas de amapola y dos gramos de cocaína, vinculados con 45 averiguaciones previas y causas penales. 

Este evento se llevó a cabo en el incinerador ubicado en la comunidad de Xocomanatlán, municipio de Chilpancingo de los Bravo. 

Posteriormente, en las instalaciones de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), ubicadas en la colonia Cumbres de Llano Largo, de Acapulco, se incineraron 14 kilos 14 gramos 300 miligramos de marihuana, 11 kilos 244 gramos 600 miligramos de goma de opio, 124 gramos 800 miligramos de semilla de marihuana, 33 gramos de cocaína, 30 plantas de amapola y cuatro plantas de marihuana, relacionados con 16 expedientes. 

En ambos eventos se contó con la presencia de representantes de los tres órdenes de Gobierno, así como de personal del Órgano Interno de Control de la PGR, el cual verificó que el procedimiento se llevara a cabo en los términos de la normatividad en la materia.