La Procuraduría General de la República (PGR) a través de la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo (SCRPPA), en su Delegación en Yucatán, incineró más de 68 kilos de marihuana y otros narcóticos, relacionados con 17 averiguaciones previas, iniciadas por la comisión de delitos contra la salud, en sus diferentes modalidades. 

La diligencia se llevó a cabo en las instalaciones de la Delegación Estatal, ubicada en la ciudad de Mérida, en presencia de personal del Órgano Interno de Control de la PGR, elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) y personal de la Coordinación de Servicios Periciales de la Institución, quienes constataron que el procedimiento se realizara en los términos de la normatividad en la materia aplicables. 

Los narcóticos incinerados incluyeron 68 kilos 064 gramos 900 miligramos de marihuana, seis gramos 924 miligramos de cocaína, 27 plantas de marihuana y dos tabletas de clorhidrato de trihexifenidilo.