La Procuraduría General de la República (PGR) a través de la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo, en su Delegación en Sonora, incineró 390 kilos 705 gramos 100 miligramos de narcóticos, en el municipio de Hermosillo. 

Los estupefacientes calcinados fueron: 119 kilos 21 gramos 100 miligramos de marihuana, 262 kilos 149 gramos de metanfetamina, siete kilos 235 gramos de heroína y dos kilos 300 gramos de cocaína. 

Esta droga fue asegurada por autoridades competentes de los tres ámbitos de gobierno y corresponden a 10 averiguaciones previas iniciadas por delitos contra la salud en agencias del Ministerio Público de la Federación de la zona central del estado. 

El evento tuvo lugar en la Estación Radio Monitora, localizada a la altura del kilómetro 17.5 de la carretera Hermosillo-Bahía de Kino, con la presencia de elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) y de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA). 

Representantes del Órgano Interno de Control de la PGR atestiguaron la incineración para verificar que el procedimiento se efectuara con apego a la normatividad vigente en la materia.