La Procuraduría General de la República (PGR) a través de la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo (SCRPPA), por conducto de su Delegación en el estado de Sonora, incineró casi 10 toneladas de narcóticos en el municipio de Nogales. 

Lo destruido incluyó dos kilos 130 gramos de heroína y nueve mil 879 kilos 453 gramos 200 miligramos de marihuana. Dichas cantidades de drogas están relacionadas con 13 averiguaciones previas iniciadas por delitos contra la salud. 

El evento se realizó en las instalaciones del centro recreativo Vista Bonita, con el apoyo de elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA). 

La incineración se efectuó ante la presencia de representantes del Órgano Interno de Control de la PGR, quienes supervisaron que el proceso se llevara a cabo en términos de la normatividad en la materia.