• Es prioridad transitar hacia el nuevo sistema de justicia de forma eficiente y eficaz, con resultados para la ciudadanía

• Turismo electoral, retención de credencial de elector y la obstaculización de tareas de los Órganos Electorales, se encuentran entre los delitos más comunes.

La Procuraduría General de la República a través de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE), participó en el evento denominado "Intercambio Internacional sobre Faltas, Delitos y Disputas Electorales con Representantes de la Comisión Electoral Independiente de Sudáfrica", encabezada por Terry Tselane, Vicepresidente de la Comisión Nacional Independiente. El tema abordado fue "Mecanismos de solución de quejas y denuncias electorales".

En la sede de las instalaciones del Instituto Nacional Electoral (INE), el titular de la FEPADE Santiago Nieto Castillo explicó a la representación internacional el desarrollo de las actividades que la Fiscalía realiza en la prevención, investigación y persecución de delitos electorales contenidos en la Ley General de Delitos Electorales.

Nieto Castillo, explicó cómo ésta institución ha trascendido y se ha desarrollado a lo largo del tiempo a partir de la normatividad existente, la tipificación de los delitos electorales y los sujetos que los cometen, y añadió que los principios rectores de la FEPADE son la búsqueda de la justicia, la imparcialidad, y equidad en los procesos electorales.

Abundó en el hecho de que las últimas reformas constitucionales como la de 2014, han permitido que los procesos electorales se desarrollen en un marco de constitucionalidad y legalidad, en vías de preservar el adecuado desarrollo de la función pública electoral.

También mencionó los delitos electorales más comunes, como el denominado Turismo electoral, presionar en la casilla para emitir el voto a favor de un partido, recoger en cualquier tiempo, sin causa prevista por la ley, la credencial de elector, obstaculizar las tareas de los órganos electorales, entre otros.

Finalmente, señaló que el sistema penal en nuestro país se encuentra en transición y que para la PGR y particularmente para la FEPADE es una prioridad transitar hacia el nuevo sistema de justicia de forma eficiente, eficaz y brindando resultados a la ciudadanía.