La Procuraduría General de la República (PGR), a través de la Unidad Especializada en Investigación de Delitos contra la Salud, ejerció acción penal contra cuatro personas detenidas en Nuevo Laredo, Tamaulipas.

 

El 26 de enero de 2016, elementos de la Secretaría de Marina Armada de México, al realizar un recorrido en la colonia Madero, en Nuevo Laredo, localizaron una camioneta de color negro, doble cabina, tipo Sierra, placas de circulación del estado de Nuevo León, donde iban a bordo cuatro personas  quienes portaban un arma de fuego larga; lo que motivo su detención.

 

Al momento de la revisión los sujetos traían consigo un arma de fuego corta calibre .38; cuatro armas de fuego largas (tres tipo AK-47, calibre 7.62 x 39 mm., y una tipo AR-15, calibre 5.56 mm).

 

Además, se aseguró un paquete en forma de tabique conteniendo diacetil morfina mejor conocida como heroína con un peso de 992.6 gramos; una bolsa de plástico transparente, conteniendo 71 dosis de cocaína  con un peso de 23.3 gramos; 10 dosis de una substancia dura, identificada como cocaína con un peso de 2.0 gramos; y una dosis de Cannabis Sativa L. mejor conocida como marihuana con un peso de 2.3 gramos.

 

Los cuatro detenidos fueron puestos a disposición de personal ministerial de la Subdelegación de la PGR en Tamaulipas, con sede en Nuevo Laredo; quien declinó competencia a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO).

 

El 28 de enero de 2016, el agente del Ministerio Público de la Federación adscrito a  la SEIDO ejerció acción penal en su contra por los delitos de portación arma de fuego de uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea agravado y posesión con fines de comercio de los estupefacientes denominados diacetil morfina (heroína); cocaína y Cannabis Sativa L. (marihuana).

 

En esa misma fecha los indiciados quedaron internos en el Centro Federal de Readaptación Social número 9 en Ciudad Juárez, Chihuahua, a disposición del Juez Tercero de Distrito de Procesos Penales Federales en el estado de Tamaulipas, quien radicó la causa penal dentro de la cual calificó de legal la detención.

 

Con estas acciones, el Gobierno de la República, a través de la Procuraduría General de la República, reitera su compromiso en el combate a la delincuencia.