La Procuraduría General de la República (PGR), logró que el Juez Primero de Distrito en Materia de Procesos Penales Federales en el Estado de México, dictara sentencia condenatoria contra una persona del sexo masculino por veinte años de prisión y quinientos días de multa, lo cual equivale a veintiocho mil trescientos cincuenta pesos; por el delito de delincuencia organizada con el propósito de cometer delitos contra la salud, concretamente en las modalidades de comercio, tráfico y posesión de clorhidrato de cocaína, en las presentaciones de polvo y piedra.

 

Los hechos ocurrieron en abril de 2011, cuando corporaciones de los tres órdenes de Gobierno y las fuerzas armadas lograron la detención de esta persona y otros más, luego de que presuntamente haber privado de su libertad y de la vida a dos personas del sexo masculino en Ciudad del Carmen.

 

Asimismo, en su declaración manifestó pertenecer a un grupo delictivo.

 

En consecuencia, el detenido fue arraigado en ese entonces por la Procuraduría General de Justicia de Campeche para continuar con las investigaciones de ley y de manera conjunta con autoridades de los tres órdenes de Gobierno.

 

A su vez, el Fiscal Federal integró los elementos de prueba con los que contaba y consignó el expediente sin detenido para luego solicitar la orden de aprehensión que fue otorgada por el Juez Primero de Distrito en el estado de Campeche y cumplimentada por elementos de la Policía Federal Ministerial para posteriormente trasladarlo a un penal de máxima seguridad donde se le dictó el auto de formal prisión.

 

Por tal razón, el agente del Ministerio Público de la Federación, dio inicio a las investigaciones correspondientes, reuniendo las pruebas necesarias para acreditar la plena responsabilidad del ahora sentenciado, quien se encuentra recluido en el Centro Federal de Readaptación Social Federal número uno “Altiplano” en el municipio de Almoloya de Juárez, Estado de México.