La Delegación de la Procuraduría General de la República en el estado de Guerrero informa:

 

Es falso que la noche de este lunes 14, hayan sido baleadas las instalaciones de la dependencia ubicadas en la ciudad de Chilpancingo, como ha trascendido en diversos medios y redes sociales.

 

La supuesta agresión no ocurrió. Aproximadamente a las 21:00 horas se escucharon de cuatro a cinco detonaciones de lo que aparentemente eran disparos de arma de fuego, provenientes de la calle.

 

Como parte del protocolo de seguridad institucional, se cerró la reja de acceso a las instalaciones de la Delegación Estatal, y posteriormente, personal del área de Seguridad Institucional realizó un recorrido de supervisión de las oficinas de la Delegación, barda perimetral y lugares adyacentes, sin encontrar indicio alguno de impacto de arma de fuego.