La Procuraduría General de la República (PGR) a través de la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo (SCRPPA), en su Delegación en Sinaloa, consignó ante el Juzgado Noveno de Distrito en la entidad, a siete sujetos que fueron puestos a disposición con armamento y porciones de droga. 

Dos de los individuos fueron consignados por su probable responsabilidad en la comisión de los delitos Contra la Salud, en la modalidad de posesión de cocaína con fines de comercio, Violación a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, en la modalidad de portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea; y delincuencia organizada, en la hipótesis del delito contra la salud. 

Otros cuatro de los detenidos, fueron consignados por su probable responsabilidad en la comisión de los delitos de Violación a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, en la modalidad de portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea; y delincuencia organizada, en la hipótesis del delito contra la salud. 

El séptimo fue consignado por su probable responsabilidad en el delito de portación de arma de fuego sin licencia y delincuencia organizada, en la hipótesis del delito contra la salud. 

Estos siete sujetos fueron puestos a disposición del Ministerio Público de la Federación, por elementos de la Policía Municipal de Mazatlán, quienes señalaron que detuvieron a las personas en mención, en un punto de revisión establecido en la Avenida Enrique López Sainz, a la altura de la Secundaria Federal Número cuatro, de la colonia Mazatlán, en esta ciudad. 

En el lugar les aseguraron tres vehículos, un arma de fuego calibre 9mm, una subametralladora, una pistola calibre 32 mm, una pistola escuadra calibre 5.75x28, y tres pistolas tipo escuadra calibre 45. 

Además un fusil AK-47, un fusil AR-15, 100 bolsitas de plástico con 248 gramos 200 miligramos de cocaína, 29 mil 158 pesos con 50 centavos, ocho teléfonos celulares, una cangurera, una funda para pistola, un radio y una capucha. 

Los detenidos quedaron recluidos en el Centro de Ejecuciones de las Consecuencias Jurídicas, en la ciudad de Mazatlán, a disposición del Órgano Jurisdiccional correspondiente, ante quien deberán responder por su probable responsabilidad, en la comisión de los ilícitos que se les imputa.