Derivado de los hechos registrados el pasado 24 de febrero, en el municipio de Acapulco, donde elementos de la Gendarmería de la Policía Federal detuvieron  en calles de la Colonia Emiliano Zapata, a cinco personas: cuatro del sexo masculino y una más femenino, la Procuraduría General de la República, consignó a los indiciados ante el Juzgado Sexto de Distrito con sede en ese puerto del estado de Guerrero.

Se trata de presuntos integrantes de una organización delictiva que opera en el estado de Guerrero, principalmente, en el puerto de Acapulco.

Entre los consignados se encuentra el presunto jefe de plaza, quien fue consignado por los delitos de Portación de Arma de Fuego de uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea, agravado en el caso de portar dos o más armas; Contra la Salud en la modalidad de posesión con fines de comercio de los estupefacientes de cocaína y marihuana; y Posesión de Cartuchos de uso exclusivo.

Mientras que los otros tres varones y la mujer, por los delitos de Portación de Arma de Fuego de uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea; Contra la Salud, en la modalidad de posesión con fines de comercio de los estupefacientes de cocaína y marihuana; y Posesión de Cartuchos de uso exclusivo. Cabe destacar que los varones fungían como sicarios de  la organización.

Los imputados varones fueron trasladados para su reclusión al CEFERESO número 12, ubicado en el estado de Guanajuato, mientras que la femenina, al CEFERESO número 16, en Morelos.