La Procuraduría General de la República (PGR), a través de su Delegación Estatal en Puebla, obtuvo del Juez Segundo de Distrito en Materia de Procesos Penales Federales en ese estado, sentencia condenatoria de 23 años de prisión contra un hombre, por diversos delitos relacionados con la violación a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos.

 El Juez consideró acreditada la responsabilidad penal del sentenciado en la comisión de los delitos de portación de granada explosiva de fusil, portación de arma de fuego y posesión de cartuchos, todo de uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea.

 De acuerdo con el expediente, elementos de la Policía Ministerial del estado, en atención a un reporte ciudadano, respecto a que en un domicilio ubicado en el kilómetro 14.4 de la carretera Puebla-Tecali se había registrado una balacera; se constituyeron en el lugar.

 Ahí, los vecinos y familiares del ahora sentenciado lo señalaron como la persona que había realizado disparos de arma de fuego y había agredido verbalmente a varias personas, mientras se encontraba visitando a un familiar, mismo que manifestó que el responsable de la violencia ya se había retirado; sin embargo, dejo un vehículo tipo Jetta 2009, color rojo, con placas del estado de México en el que viajaba.

 Al realizar las primeras diligencias se encontró que el vehículo contaba con reporte de robo en Morelos, y al revisarlo se halló en la cajuela un fusil marca Colt, calibre .223-REM, mientras que su familiar manifestó que al interior del domicilio había dejado otros objetos, tratándose de otro fusil, calibre .223, dos cargadores para calibre .223, una granada explosiva de fusil con diámetro de 40 mm., 67 cartuchos del mismo calibre y un cartucho calibre 9 mm.

Por lo anterior, el caso fue turnado al Representante Social de la Federación, por los delitos de su competencia, quien inició la Averiguación Previa correspondiente, dentro de la cual aportó los elementos de prueba que, tras ser valorados, el Juez de la causa determinó la sentencia condenatoria, misma que cumplirá recluido en el Centro Estatal de Reinserción Social en el estado de Morelos.