La Procuraduría General de la República (PGR), a través de su delegación estatal en Colima, incineró 421 kilos 080 gramos de cocaína relacionados con una averiguación previa iniciada en la entidad.

 

La diligencia ministerial dio cumplimiento al Programa Nacional de Destrucción de Narcóticos 2016, y a lo dispuesto en el Código Federal de Procedimientos Penales, el cual prevé la incineración de drogas aseguradas y la destrucción de objetos que son considerados como instrumentos del delito.

 

Con relación a la droga incinerada, venía procedente de Puerto Balboa Panamá, bajo  régimen aduanero de trasbordo Internacional, teniendo como destino final en Puerto Quetzal, Guatemala.

 

La droga incinerada fue asegurada dentro del Puerto de Manzanillo, acción realizada en coordinación con la Secretaría de Marina-Armada de México (SEMAR) y del Servicio de Administración Tributaria (SAT), derivado de los trabajos de inteligencia para el combate a los delitos Contra la Salud de Alto Impacto.

 

La destrucción la efectuó la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo (SCRPPA), por conducto de su Delegación Estatal en Colima, en las instalaciones del Club Cinegético “Colimán”, en presencia de un representante del Órgano Interno de Control de la PGR, quien verificó que el procedimiento se llevara a cabo en los términos de la normatividad en la materia, así como por el agente del Ministerio Público de la Federación quien acompañado de peritos químicos, dio fe de la naturaleza de la droga destruida

 

 

 


689 .jpg
689  3.jpg
689  2.jpg