La Procuraduría General de la República (PGR), a través de la Delegación Estatal en Quintana Roo, obtuvo sentencia condenatoria de veintitrés años de prisión, y multa de 32 mil 494 pesos, contra una persona del sexo masculino, por su responsabilidad en la comisión del delito de portación de arma de fuego del uso exclusivo del Ejército, Armada o Fuerza Aérea, previsto y sancionado en la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, así como delincuencia organizada.

La Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo, por conducto de la Agente del Ministerio Público de la Federación, adscrita al Juzgado Quinto de Distrito en el Estado de Quintana Roo, notificó la resolución emitida por el Juez del mismo Juzgado.

De acuerdo al expediente, los hechos se registraron el 7 de agosto de 2012, cuando el sentenciado fue detenido por elementos de la Dirección General de la Policía Municipal Preventiva de Playa del Carmen, Quintana Roo, derivado de una denuncia por parte de un empleado de un hotel ubicado en la calle 410 Centro de la misma ciudad, quien les manifestó que había sido extorsionado por cuatro hombres que le pidieron 30 mil pesos por cobro de derecho de piso.

Al implementar un recorrido de localización, los elementos dieron con el paradero de los sospechosos y al hacerle la revisión al sentenciado, se le encontró a la altura de la cintura del lado izquierdo una pistola tipo escuadra de color negra, marca Colt, abastecida con cinco cartuchos.

Asimismo, se tiene que el sentenciado formaba parte de una organización delictiva para realizar en forma permanente o reiterada diversos delitos como halconeo e ilícitos contra la salud.

La sentencia impuesta al sentenciado, se cumplirá en el lugar que designe el Juez de Distrito Especializado en Ejecución de Penas en turno, en el centro de reclusión más cercano al domicilio del sentenciado.