La Procuraduría General de la República (PGR), obtuvo sentencia condenatoria de dos años de prisión y una multa de cinco mil 462 pesos con 40 centavos, contra una persona del sexo femenino.

 

Lo anterior, por la comisión del delito contra la salud, en la modalidad de posesión de clorhidrato de cocaína con fines de comercio, en su variante de venta, previsto y sancionado en la Ley General de Salud.

 

La resolución fue emitida por parte de la Jueza Primera de Distrito Especializado en el Sistema de Justicia Penal Acusatorio, del Centro de Justicia Penal Federal en el estado, en funciones de Jueza de Control.

 

De acuerdo con la causa penal, la mujer fue detenida el pasado mes de agosto de 2015, por elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), cuando cumplimentaban una orden de cateo en el predio de la calle 33 por 110 y 112, de la colonia Canul Reyes, en el municipio de Progreso.

 

En el lugar, se aseguró a la persona del sexo femenino, quien tenía escondidos un total de 26 gramos 600 miligramos de clorhidrato de cocaína, dentro de un refrigerador, así como 100 miligramos de papel aluminio, hallados al interior de un inodoro de la vivienda cateada y la cantidad de dos mil 445 pesos, localizados en un bote de plástico.

 

La Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo (SCRPPA), por conducto de su Delegación en Yucatán, aportó las pruebas suficientes ante la Jueza Primera de Distrito, quien emitió la sentencia condenatoria.