La Procuraduría General de la República (PGR) incineró 398 kilos 964 gramos 900 miligramos de narcóticos, relacionados con tres expedientes por Delitos Contra la Salud y destruyó nueve máquinas tragamonedas, relacionados con dos expedientes por el Delito de Violación a la Ley Federal de Juegos y Sorteos, en el estado de Campeche.​

Las sustancias incineradas consistieron en 397 kilos 715 gramos 600 miligramos de marihuana y un kilo 249 gramos 300 miligramos de cocaína.

La destrucción por incineración la realizó la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo (SCRPPA), por conducto de  su Delegación en Campeche, en las instalaciones del Décimo Batallón de Infantería de la XXXIII Zona Militar, ubicadas en el municipio de San Francisco de Campeche, Campeche.

El acto se realizó ante la presencia del Delegado de la PGR en Campeche, Ignacio Navarro Rábago; del Agente del Ministerio Público de la Federación, así como de elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), Peritos, elementos del Ejército Mexicano y diversas autoridades federales y estatales.

Además estuvieron presentes representantes del Órgano Interno de Control de la Institución, quienes constataron el peso, autenticidad de las drogas y que el procedimiento se llevara a cabo en los términos de la normatividad en la materia.​

En el evento, el Delegado de la PGR en la entidad, señaló que las instituciones de seguridad luchan día a día para evitar, que estos narcóticos entren en nuestro estado, ya que al ser consumidas, los daños que estas causan son severos en el sistema nervioso y en el entorno familiar y social.

Es por eso, agregó, que la PGR, en coordinación con las corporaciones de seguridad, trabaja por lograr un Campeche más seguro y libre, de estas sustancias, dañinas para la salud, que son las drogas.

Con esta acción, la PGR dio cumplimiento a lo establecido en el Programa de Destrucción de Narcóticos y a lo dispuesto por el Código Federal de Procedimientos Penales, que prevé la destrucción del narcótico asegurado.

Finalmente, en otra acción, se destruyeron nueve máquinas tragamonedas, en presencia del personal del Órgano Interno de Control de la institución, el agente del Ministerio Público de la Federación y personal policial y pericial de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), quienes constataron la cantidad e inhabilitación de los objetos.