La Procuraduría General de la República (PGR) en coordinación con la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) y autoridades estatales, incineró más de 590 kilos de narcóticos, en las instalaciones militares de Cancún, ante la presencia de Agentes del Ministerio Público de la Federación, elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) y personal del Órgano Interno de Control de la PGR, quienes verificaron la autenticidad y peso del estupefaciente.

 

La cantidad de droga incinerada fue: 591 kilos 853 gramos 500 miligramos de marihuana, 16 kilos 517 gramos 950 miligramos y un gramo 600 miligramos de anfetamina.

 

Asimismo, se destruyeron cinco millones 356 mil 305 objetos del delito en las instalaciones  de la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y amparo (SCRPPA), en su Delegación en Quintana Roo, ubicadas en Avenida José López Portillo S/N, en Cancún.

 

El Estupefaciente y objetos del delito fueron asegurados en los municipios de Cancún, Playa del Carmen, Cozumel y Chetumal, relacionados con diversas averiguaciones previas.

 

Con estas acciones se da cumplimiento al Calendario Nacional de Incineración de Narcóticos y a lo establecido en el Código Federal de Procedimientos Penales, el cual prevé la incineración de drogas aseguradas y los objetos que son instrumentos del delito.