La Procuraduría General de la República, a través de la Delegación en Sinaloa y en coordinación con la Secretaría de la Defensa Nacional, en cumplimiento con el Programa de Destrucción de Narcóticos y de lo dispuesto en el Artículo 181 del Código Federal de Procedimientos Penales, incineró diversas drogas relacionadas con averiguaciones previas iniciadas por las puestas a disposición de las distintas instancias de Gobierno, las cuales consistieron en lo siguiente: 

 Cuatro tonelada 344 kilogramos 430 gramos 800 miligramos de marihuana 
 Un kilogramo 982 gramos 400 miligramos de metanfetamina 


El conteo, el pesaje e incineración de narcóticos se efectuó en presencia de autoridades civiles, personal comisionado por el Órgano Interno de Control de la PGR, personal de la Policía Federal Ministerial, el Ministerio Público de la Federación y elementos del Ejército Mexicano, en las instalaciones ubicadas en el campo El Sauz, en el ejido San Rafael de la sindicatura de Costa Rica, Culiacán.