En cumplimiento con el Programa de Destrucción de Narcóticos y a lo dispuesto por el Artículo 181 del Código de Procedimientos Penales, este día se incineró más de 198 kilos de narcóticos relacionados con 160 averiguaciones previas, iniciadas por la comisión de delitos contra la salud, en diferentes modalidades. 

El acto de incineración se llevó a cabo en instalaciones de la VII Zona Militar, ubicadas en el kilómetro 1+500 de la carretera a Nuevo Laredo, en el municipio de Escobedo. 

En el acto estuvieron presentes representantes del Órgano Interno de Control de la PGR, quienes dieron fe de la cantidad y autenticidad de los narcóticos incinerados que incluyeron: 

� 192 kilos 305 gramos y 238 miligramos de marihuana 
� Seis kilos con 607 gramos y 481 miligramos de cocaína 
� 232 miligramos de metanfetamina líquida 
� 26 pastillas psicotrópicas 
� Una unidad de MDMA (éxtasis) 
� Un objeto del delito 

Esa cantidad de drogas se aseguró en acciones conjuntas llevadas a cabo por los tres órdenes de Gobierno en Nuevo León, como parte de la lucha frontal contra el narcotráfico.