La Procuraduría General de la República (PGR) incineró siete toneladas 68 kilos 145 gramos 400 miligramos de marihuana, en Reynosa, Tamaulipas, relacionadas con 50 averiguaciones previas.

Las diligencias ministeriales dieron cumplimiento al Programa de Destrucción de Narcóticos y a lo dispuesto en el Código Federal de Procedimientos Penales, el cual prevé la incineración de drogas aseguradas y los objetos que son instrumentos del delito.

La droga fue destruida en las instalaciones del Campo de Tiro y Pesca, ubicado sobre la carretera a San Fernando, en Reynosa, Tamaulipas y contó con la presencia de los tres órdenes de Gobierno, así como del personal del Órgano Interno de Control de la PGR, el cual verificó que el procedimiento se llevara a cabo en los términos de la normatividad en la  materia.

La droga incautada fue producto de aseguramientos realizados por la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo (SCRPPA), en su Delegación en Tamaulipas, en las ciudades de Reynosa, Matamoros y Miguel Alemán.