La Delegación de la Procuraduría General de la República en Sinaloa, a través de un Fiscal de la Federación, obtuvo del Juzgado Primero de Distrito, con sede en Culiacán, una sentencia de doce años de prisión para Efraín Lugo Ayala y Luis Fernando Leyva Inzunza, a quienes les comprobó su responsabilidad penal en la comisión de los delitos de contra la salud, en la modalidad de posesión de marihuana; y, violación a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos. 

Este último en las modalidades de portación de fusiles y una subametralladora; de una granada del uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea; y, de posesión de cartuchos de uso exclusivo de las fuerzas armadas. 

En la averiguación previa de este asunto, clasificada con el numeral AP/SIN/CLN/1453/2011/M-IV, se explica que durante un patrullaje sobre el tramo carretero El Potrero-Rosa Morada del municipio de Navolato, elementos del Ejército Mexicano observaron a la entrada del segundo de los poblados mencionados una camioneta Dodge Ram, de la cual descendieron los ahora sentenciados en poder de armas de fuego. 

Por ese hecho los detuvieron, y enseguida revisaron la camioneta donde encontraron cinco fusiles AK-47; un fusil calibre .223; una subametralladora; una granada de mano; 411 cartuchos calibre 7.62x39mm; otros 194 calibre .223; y, cuatro kilogramos con 200 miligramos de marihuana. 

Los tres individuos cumplen su sentencia internados en el Centro de Ejecución de las Consecuencias Jurídicas del Delito, en Culiacán.